Canalización con "Arcángel Metatrón" (a través de James Tyberonn)

"El Reino Animal en la Tierra está aquí para asistirlos.  Parte de ese proceso implica su expresión en el Plano Terrestre en 'Consciencia Grupal'.  Las dimensiones más profundas del ser animal no existen a nivel individual sino de la especie entera, y ese nivel más elevado no está incluido en la lección de la dualidad de por sí."
 

 

 Gatos y Perros
 
Tanto los gatos como los perros así derivados están sirviendo como 'asistentes' benévolos dadores de energía en servicio a los humanos, sus cuidadores.  Ambos tienen la capacidad de fundir sus campos de energía con el humano y son singularmente capaces de tornarse fragmentos de la personalidad de sus cuidadores humanos. Es por eso que algunos de ellos suelen empezar a mostrar características físicas de sus 'dueños', aunque este aspecto particular ocurre más usualmente con los caninos.  El canino irradia una lealtad extrema y amor incondicional. Es una dedicación que el humano recibe energéticamente y que puede ayudar de muchas maneras.  Los perros (y los gatos) no solo se vuelven compañeros, sino también sanadores y protectores.  El felino, el gato, está mucho más en el reino etérico (de antimateria) que en su campo consciente. Por eso muchas sociedades veneraron en el pasado las formas felinas de jaguares, leones, tigres y pumas.
 
Estos seres están sumamente conscientes de 'formas de pensamiento', de ámbitos etéricos y ofrecen fuerza oculta y protección.  El gato de la casa es capaz de enorme protección de sus cuidadores contra formas de pensamiento adversas y energías negativas. Ciertas razas de perros tienen también esta habilidad, pero se expresa y actúa de forma distinta.
 
Sanación Vibratoria
 
El ronroneo del gato es muy benéfico para sanar, reparar y proteger el aura humana.  El aspecto místico de los gatos se reconoció hace mucho, y los "Gatos del Templo" se usaban en muchas sociedades antiguas como compañeros y aliados del chamán.
 
 El Lupus (las razas de lobos) y otras especies caninas también tienen esta capacidad. Tanto los gatos como los perros tienen la capacidad de percibir y ver en una dimensionalidad mucho mayor que el ojo humano. La terapia y el servicio de gatos y perros en el trabajo con niños abusados, pacientes enfermos terminales, depresivos y ancianos en hogares geriátricos son ejemplos de terapia de sanación con mascotas que es significativa y cada vez más reconocida.  Esto aumentará aún más en el futuro. Los gatos ven por encima de la luz visible, y pueden realmente ver el campo áurico humano, el campo cristalo-electromagnético (CCEM) y toda suerte de emanaciones de energía invisibles al ojo humano.
 
Los perros están más en el campo de la materia y perciben o sienten el campo áurico y ciertamente son sumamente capaces de comprender la resonancia directa del campo emocional humano.  Además los Félidos 'caninos', los perros, asisten a los humanos ayudando a comprender mejor sus sentimientos y bloqueos emocionales, y ayudan a los humanos a procesarlos hacia un mejor estado de equilibrio.  Hablaremos más de estos atributos más adelante en este mensaje.  El servicio de los perros "guía" para los ciegos es otra área de servicio en que se crean grandes lazos.  Los perros son capaces de 'sentir' y por cierto de oler una miríada de formas de enfermedad, anomalías y trastornos dentro del cuerpo humano. Suelen acostarse con sus cuerpos contra la zona de la enfermedad del humano y transferir energía para ayudar a re-equilibrar la zona desequilibrada. También proyectan mentalmente una conciencia de la enfermedad en comunicación telepática directa.
 
Los gatos brindan un servicio similar, pero su percepción del desequilibrio humano es una observación visual. Un gato ve el campo áurico humano con gran claridad, en colores vívidos y con detalle.  Las zonas enfermas aparecen descoloridas para el felino.  Los gatos suelen echarse sobre la zona y ronronear, o exudan una frecuencia equilibradora o un color para ayudar a su re-equilibrio.  Los gatos tienen la capacidad increíble de aumentar los niveles de inmunidad en el humano. Esto ha sido estudiado y confirmado por tu ciencia médica en grado reducido. Pero todavía no se entiende por qué o cómo ocurre esto...
 

 
"James: ¿Estás diciendo que los animales no son individuales a menos que se fundan con el humano formando esta 'fusión de consciencia'?
 
Arcángel Metatrón: En cierto modo, así es; eso es lo que estamos diciendo.  Pero para ser claros, no decimos que los animales no tengan aspectos individuales antes de esa fusión. Cada uno está encarnado en un cuerpo físico, y por cierto está sujeto a características gravitatorias en algún grado, que ocurren en las influencias astrológicas sobre toda vida en la tierra. Pero operan plenamente y solo en consciencia 'de alma grupal', hasta que la fusión con el humano ocurre en forma singular. Esa interacción es sucinta y construye un fragmento de personalidad capaz de crecer.  Pero no estamos diciendo que los animales no tengan un propósito 'grupal' sin dicha fusión.
 
El propósito grupal se transforma en un 'servicio' singular en el campo expandido, por medio de la interacción humana con el alma 'grupal' de la mascota de la casa, según se expresa en el gato o perro individual. Por lo tanto, es la interacción humana la que crea el campo individual dentro de la mascota. Por así decirlo, el animal ha consentido ser benévolamente 'programado en fusión' con el campo mental, emocional y de personalidad del cuidador humano, para un propósito más alto.
 

Ustedes no siempre reconocen que inducen fracturas en su aura cuando se deprimen o se alteran mucho. Estos estados forman campos negativos que los abren a fijaciones áuricas adversas que los drenan energéticamente. Cuando un gato 'ronronea', la vibración es de profunda satisfacción, y la frecuencia de esa vibración es muy sanadora, capaz de evaporar campos negativos neutralizándolos.  Asimismo cuando los perros juegan saltando y corriendo, a menudo dando vueltas de contento, forman como los delfines vórtices de energía capaces de limpiar las energías y ofrecer frecuencias 'canalizadas' que son sumamente benéficas para el medio ambiente, no solo quitando vibraciones negativas, sino creando un escudo que impide su reingreso.